Comparando La República Dominicana

Si comparamos la República Dominicana con otros países del Caribe, vemos que se distingue por ofrecer un estilo de vida isleño muy atractivo, lujoso, pero asequible. Además de ser un destino turístico muy importante, en crecimiento constante, es también una zona con enormes posibilidades de inversión y oportunidades de negocios, estimuladas por una política fiscal favorable. Existen exenciones  hasta  100% en  pago de impuestos internos, a  ganancias, he incentivos en zonas abiertas a  inversión. Se han firmado multitud de tratados de comercio internacionales, y el marco legal e institucional es estable. Los recientes acuerdos con el gobierno chino incrementarán el flujo turístico e inversor  el próximo año.

El país ha mejorado sus infraestructuras, construyendo autopistas que conectan  ciudades principales, convirtiéndose así en el segundo país más valorado de América Latina y el Caribe en términos de conectividad (infraestructuras de transporte, logística y telecomunicaciones). República Dominicana tiene uno de los índices de inflación más bajos de la región, con un valor del 4% para 2018, y ha experimentado un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 6.7% en el semestre de enero a junio de 2018, comparado con el mismo periodo de 2017.

La República Dominicana tiene numerosos aeropuertos internacionales, con vuelos directos a los principales nodos de transporte de los Estados Unidos, Europa y Sudamérica. La capital proporciona cuidados médicos de primera clase y vanguardia, con médicos especialistas de renombre, capaces de realizar  operaciones  complicadas y avanzadas. A pesar de todos estos modernos avances, la gente de la República Dominicana sigue siendo amigable y acogedora con respecto a los extranjeros, y se ha convertido rápidamente en un destino prioritario para los expatriados.

¿Interesado en venir a la República Dominicana?

Regístrate con nosotros para recibir más información.