Entorno Empresarial

La República Dominicana posee cinco pilares básicos:  turismo,  zona de libre comercio, manufacturas,  agricultura,  desarrollo inmobiliario y minera. Todos ellos dependen las economías americanas y europeas. Durante la administración del presidente Medina, el país ha experimentado un crecimiento firme, se ha fomentado la financiación de pequeños productores agrícolas, permitiéndoles modernizarse, añadiendo  valor a su producción. Este programa  ayudó a cientos de pequeños productores de todo el país, y  favoreció un mejor control presupuestario del gobierno.

Las importaciones de la República Dominicana se han incrementado en los últimos cinco años, en parte como resultado del Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos de América (TLC). En relación a exportaciones, la mayor parte procede de zonas de libre comercio y el sector minero, siendo la agricultura un pilar fundamental.

La legislación mercantil ha mejorado significativamente en la República Dominicana en diversos aspectos: procedimientos aduaneros, información fiscal, y supervisión bancaria. Se aconseja que cualquier empresa que busque entrar en el mercado de la República Dominicana obtenga asesoría legal antes de firmar cualquier acuerdo formal con un interlocutor local, ya sea privado o público.

Si necesitas cualquier tipo de asesoría con respecto a  inversión en la República Dominicana, puedes ponerte en contacto con nosotros, te atenderemos gustosamente.

Podemos facilitarte colaboradores que poseen una extensa experiencia y conocimientos sobre ello.

Elementos clave del 2008

Inicio de un negocio: La República Dominicana redujo el tiempo necesario para comenzar un negocio. Para ello simplificó el registro del nombre e introdujo el registro impositivo online. 

Registro de la propiedad: Se facilitó el registro de la propiedad al adoptar diversas leyes que simplificaron el proceso.

Pago de impuestos: Las obligaciones fiscales incrementaron su coste al aumentar la tasa de contribución a la seguridad social que realizan los empleadores.

Comercio transfronterizo: Se facilitó al reducir los documentos necesarios.

Elementos clave del 2009

Inicio de un negocio: La República Dominicana facilitó y redujo el coste el inicio de un negocio, creando para ello un servicio online que permite completar los trámites de registro y reduciendo los impuestos de incorporación.

Registro de la propiedad: Se redujo el coste y se simplificaron los impuestos recaudados por transacciones de propiedades.

Pago de impuestos: Se redujo el coste de las obligaciones fiscales, a la par que se simplificaron los procesos, reduciendo el impuesto de sociedades, eliminando algunos impuestos como el impuesto de actos jurídicos documentados, e implementando de forma totalmente online la declaración y pago, usada ahora por la mayoría de los contribuyentes.

Comercio transfronterizo: Se redujo el tiempo de exportación e importación mediante mejoras del portal online para la gestión de los documentos aduaneros, en las inspecciones de riesgos y en el sector bancario.

Elementos clave del 2010

Protección de los inversores minoritarios: La República Dominicana fortaleció la protección de los inversores a través de una nueva ley empresarial que obliga a divulgar más información corporativa, establece la responsabilidad del director, y garantiza el acceso a la información a los accionistas.

Elementos clave del 2011

Inicio de un negocio: La República Dominicana hizo más difícil el comenzar un negocio al establecer un capital mínimo de 100.000 pesos dominicanos (2.855 dólares) para un nuevo tipo de empresa, la sociedad de responsabilidad limitada.

Elementos clave del 2012

Inicio de un negocio: Se facilitó el establecimiento de una nueva empresa al eliminar el requisito de aportar una prueba de haber depositado capital.

Elementos clave del 2013

Pago de impuestos: Se incrementa el impuesto de sociedades. 

Elementos clave del 2015

Solicitud de permisos de construcción: La República Dominicana encareció los permisos de construcción al aumentar las tasas.

Obtención de créditos: Se mejora el sistema de información crediticia al promulgar una nueva ley reguladora de la protección de la información personal y la operación de las instituciones de información de crédito.

Protección de los inversores minoritarios: Se fortalece la protección a los inversores minoritarios introduciendo mayores derechos de los accionistas y requisitos para una mayor transparencia corporativa.

Comercio transfronterizo: Se reducen el número de documentos necesarios para la importación y exportación, haciendo los trámites más sencillos.

Elementos clave del 2017

Obtención de suministro eléctrico: Se acelera la obtención de suministro eléctrico al reducir el tiempo necesario para que se aprueben los proyectos de conexión eléctrica.

Pago de impuestos: Se reduce el impuesto de sociedades.

Ley contra el blanqueo de capitales (ley 155-17): La nueva ley, reformada en 2017, trata de regular las actividades de blanqueo de capitales según las últimas directrices internacionales, cumpliendo los estándares internacionales de transparencia.

Elementos clave del 2018

Inicio un negocio: Se reduce el tiempo necesario para registrar una empresa al simplificar los procesos en la Cámara de Comercio a través del portal formalizate.gob.do

Obtención de suministro eléctrico: Se ha mejorado la red eléctrica gracias a una expansión de la misma, un rediseño de la división zonal y establecimiento de un equipo de restauración del suministro para atender los cortes.

Pago de impuestos: Se eleva el coste de las obligaciones fiscales al disminuir la tasa de inflación.

Resolución de la insolvencia: Se facilita la solución en situaciones de insolvencia al adoptar una ley que introduce el proceso reorganizativo y facilita la continuación del negocio del deudor durante los procedimientos de insolvencia. La nueva ley permite a los acreedores tener una mayor participación en decisiones importantes sobre los procedimientos de insolvencia.

Regulación del mercado laboral: Se incrementa el tiempo remunerado de baja por maternidad.

Promulgada en julio de 1997 al amparo de la ley 166-97, la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) es la institución responsable de la administración y recaudación de los impuestos y tasas internas de la República Dominicana.

ITBIS

El ITBIS es un impuesto general que se aplica a valores de consumo, como bienes industriales, así como a servicios. Las personas, empresas, y entidades legales, nacionales o extranjeras, que lleven a cabo transferencias, importaciones o provisiones de servicios gravados, están obligados a repercutirlo. En 2016, el valor que se aplica de ITBIS a bienes y servicios es del 18%.

IMPUESTO SOBRE LA RENTA

El impuesto sobre la renta grava todo beneficio, ganancia o ingreso que obtengan personas físicas, empresas, y sucesiones indivisas durante un periodo fiscal. Todas las personas que residan en la República Dominicana deben pagar este impuesto sobre ingresos procedentes de una fuente dominicana, y de fuentes externas a la República Dominicana procedentes de inversiones y ganancias financieras.

AGENTES RETENEDORES

Los agentes retenedores son entidades públicas y comerciales que deben deducir la cantidad del impuesto correspondiente del total a pagar a una persona. Luego debe entregarse a la administración tributaria en cada periodo establecido.

TASA IMPOSITIVA

La tasa del impuesto sobre la renta que deben pagar las entidades jurídicas es del 27%. Las personas físicas deben pagar una tasa en función de su salario.

Tasa según ganancias anuales:

Ganancias hasta RD $416,220.00: Exento

Ganancias hasta RD $624,329.00: 15% del excedente de RD $416,220.01

Ganancias hasta RD $867,123.00: Pago de RD $31,216.00 más 20% del excedente de RD$624,329.01

Ganancias por encima de RD $867,123.01: Pago de RD$ 79,776.00 más el 25% del excedente de RD$867,123.01

IMPUESTOS ESPECIALES

Los impuestos especiales gravan bienes concretos de producción nacional, como el tabaco y el alcohol, a nivel de manufactura, así como su importación, telecomunicación y servicios de seguros.

IMPUESTO AL PATRIMONIO INMOBILIARIO (IPI)

El impuesto de la propiedad es un impuesto anual que se aplica a la suma total de bienes inmobiliarios registrados por particulares y consorcios. Este impuesto se aplica a todas las viviendas y propiedades comerciales, industriales y profesionales. Sin embargo, existen exenciones a este impuesto.

Si un particular está por encima de los 65 años y solo posee una propiedad, está exento de pagar el IPI. Las propiedades situadas en zonas rurales y/o propiedades de uso agrícola ubicadas en terrenos rurales están exentos de pagar IPI. Las propiedades cuyo valor total sea igual o menor a RD$7,138,384.80 están exentas. Por último, el 50% de las pensiones y rentas que procedan de una fuente extranjera están exentas de pagar IPI.

Durante las últimas dos décadas, la República Dominicana ha adoptado políticas que minimizan los obstáculos legislativos y proporcionan asistencia e incentivos a las personas físicas y empresas extranjeras con el objetivo de atraer más capital al país. Como resultado, la República Dominicana ha logrado instaurar un medio altamente receptivo de inversores internacionales,  se ha   convertido en la receptora número uno de  inversiones directas extranjeras en la región, captando 21 billones de dólares en el periodo del 2006 al 2015.

TRATAMIENTO IGUALITARIO

La Constitución de la República Dominicana exige un tratamiento igualitario por ley para inversores locales y extranjeros, declarando que los extranjeros tienen los mismos derechos que los dominicanos nacionales, con la excepción de la participación en actividades políticas. Al tener los mismos derechos, los inversores extranjeros también deben obedecer las mismas reglas y normativas aplicables a los inversores locales. Los inversores extranjeros pueden poseer libremente acciones en empresas locales y bienes inmobiliarios, así como en empresas conjuntas.

MARCO LEGAL

La ley 16-95 sobre inversión extranjera promulgada en 1995 elimina todas las barreras anteriormente impuestas sobre inversiones internacionales en la República Dominicana. A los inversores que contribuyan con capital en empresas que operan en el país se les concede un acceso ilimitado a todos los sectores de la economía, con la excepción de aquellas inversiones relacionadas con la seguridad nacional e industrias sensibles. El registro de las inversiones extranjeras es opcional y no se necesita de la aprobación del gobierno para la repatriación de beneficios.

AYUDA DEL GOBIERNO A INVERSORES EXTRANJEROS

El Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEIRD) se fundó en el año 2013, y es la agencia del gobierno responsable de atraer la inversión extranjera y fomentar la exportación. El CEIRD ayuda a los inversores extranjeros en sus proyectos empresariales en el país, proporcionándoles asesoría, información y asistencia con las solicitudes de los permisos gubernamentales. En 2002 se creó una oficina de atención integral para ayudar al inversor extranjero con los trámites burocráticos para obtener los permisos relativos a las zonas de libre comercio, turismo, energías renovables y agricultura.

INCENTIVOS A LA INVERSIÓN
Para poder atraer más capital de inversión, la República Dominicana ha establecido una serie de incentivos muy atractivos para los inversores:

  • Incentivos para inversores en las zonas libres.
  • Incentivos especiales para zonas de libre comercio fronterizas.
  • Incentivos especiales para zonas libres financieras internacionales.
  • Incentivos especiales para operadores logísticos.
  • Incentivos para inversores en la industria del turismo.
  • Incentivos para inversores en energías renovables.
  • Incentivos para inversores en la industria del cine.
  • Incentivos generales para la innovación y competitividad de las manufacturas.
  • Incentivos para inversores inmigrantes.

Si estás considerando invertir en la República Dominicana, probablemente te estés preguntando qué pasos son los necesarios para crear una empresa. En la República Dominicana puedes elegir crear una empresa dominicana o una compañía extranjera que opere en el país. La legislación reconoce diferentes tipos de empresas. La más habitual es la Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL), Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL), Sociedad Anónima (SA), Sociedad Anónima Simplificada (SAS).

Para crear una empresa en la República Dominicana, debes registrar antes el nombre comercial en la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI), y cumplir con los pagos y requisitos que piden. Tras este proceso de registro, debes pagar una tasa a la DGII para la creación de la empresa. Una vez finalizados estos pasos, los inversores deben depositar toda la documentación corporativa en la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo. Por último, se debe solicitar a través de la DGII la inserción en el Registro Nacional de Contribuyentes (RNC).

Los procedimientos implican papeleo y pasos a completar, por lo que te recomendamos que contactes con nuestros asesores. Permítenos guiarte a través de todo el proceso, ¡asegurándonos así de que tu negocio comienza de la mejor manera posible!

¿Interesado en invertir en la República Dominicana?

Regístrate con nosotros para recibir más información.