Tratados De Comercio Internacional

La República Dominicana se ha unido a los tratados de comercio internacional más importantes como parte de su estrategia clave para posicionarse entre las tres economías de mayor crecimiento de Latinoamérica. Según el Banco Central de la República Dominicana, el país ha experimentado un crecimiento de su Producto Interior Bruto (PIB) del 6.7% en el primer semestre del 2018 comparado con el primer semestre del 2017.

Están en marcha muchos motores estratégicos que generan el crecimiento económico del país. El desarrollo y fomento de las zonas de libre comercio es un pilar básico para impulsar el crecimiento, atrayendo los bienes que serán vendidos en otros países. Más adelante encontrarás más información sobre los acuerdos comerciales y su papel en la República Dominicana.

El Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos de América (TLC) es un tratado que fomenta la estabilidad, prosperidad e inversión entre los Estados Unidos, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. El propósito del TLC es expandir y diversificar el comercio, e incrementar las oportunidades de inversión entre los miembros de cada país, asegurando la protección de los derechos de propiedad intelectual y creando un marco empresarial comercial.

Este tratado de comercio es una herramienta esencial para el desarrollo de la economía de la República Dominicana, además de permitir el fortalecimiento de sus relaciones comerciales. Posee un régimen arancelario preferencial consolidado para las exportaciones dominicanas al mercado de EE.UU., y ha llevado al gobierno dominicano a transformar las estructuras de sus instituciones, modificando el marco legal y comercial. El TLC abre el mercado, reduce las barreras en los servicios, fomenta la competencia y protege los derechos de la propiedad intelectual.

El TLC es una herramienta importante para los inversores extranjeros. El tratado afirma claramente que se proporcionarán condiciones, tratamiento y derechos igualitarios tanto a inversores nacionales como extranjeros en los países firmantes del mismo. Cuando se hace el registro en los plazos correctos, el TLC exige protección del copyright, la propiedad industrial, y la propiedad intelectual de cada individuo. El tratado también especifica que cualquier persona nativa de un país perteneciente al acuerdo tiene el derecho de patentar sus propias inversiones y descubrimientos, y estará protegido por la ley del país miembro como un inversor nacional.

El Acuerdo de Asociación Económica (EPA, por sus siglas en inglés, Economic Partnership Agreement), es un tratado de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Foro del Caribe (CARIFORUM), una organización de naciones caribeñas que incluye a Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Santa Lucia, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago, y la República Dominicana. El EPA se centra en las oportunidades financieras y de inversión, permitiendo un acceso sin aranceles a productos caribeños a los 28 países que componen la UE. La EPA proporciona una ayuda a los países del Caribe, fomentando la integración regional, reduciendo la pobreza, y animando el desarrollo de la economía mundial. La República Dominicana entró en la EPA en octubre del 2008.

Bajo la EPA, el acceso a los mercados es asimétrico, protegiendo a las naciones menos desarrolladas para que no sean devoradas por el comercio con la UE. Las exportaciones desde los países del Caribe hasta los 28 países de la UE son amplias en cantidad de productos, mientras que las provisiones para importaciones similares desde la UE al Caribe son objeto de restricciones de hasta 25 años con las salvaguardas necesarias. Estas garantías protegen el empleo local y las industrias más sensibles de las naciones del Caribe.

El EPA, junto con el TLC, ofrece a los inversores internacionales y productores locales de la República Dominicana un acceso sin precedentes al libre comercio con dos de los mayores mercados del mundo, el de la Unión Europea y el de los Estados Unidos.

La Comunidad del Caribe (CARICOM, del inglés Caribbean Community) es una organización compuesta por naciones del Caribe, y que tiene como objetivo el fomento de la integración económica y la cooperación entre los países miembros. Firmado en 1998 y ratificado por la República Dominicana en 2001, este tratado establece zonas de libre comercio en la región, respetando las directrices de la Organización Mundial del Comercio (OMC). El comercio entre la República Dominicana y las naciones caribeñas más desarrolladas se produce de manera equitativa y recíproca, mientras que actúa de forma distinta si se trata de naciones menos desarrolladas como Antigua y Barbuda, Belice, Dominica, Granada, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Haití.

El tratado de libre comercio entre la República Dominicana y CARICOM coexiste con el EPA.

En 1998 se firmó un tratado de comercio entre la República Dominicana y los países de América Central: Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Honduras. Se ratificó en 2001. Este acuerdo permite el libre comercio de todos los productos originarios de cada región con la excepción de una lista registrada.

Firmado en 1985, este tratado de libre comercio con Panamá no entró en vigor hasta el año 2003. El acuerdo proporciona los beneficios de un comercio liberalizado para ciertos productos.

  1. Productos que tienen acceso libre a los mercados de ambos países (productos bidireccionales).
  2. Productos dominicanos que pueden ser exportados libremente a Panamá.
  3. Productos panameños que pueden ser exportados libremente a la República Dominicana.
  4. Productos manufacturados en las zonas de libre comercio.

¿Interesado en invertir en la República Dominicana?

Regístrate con nosotros para recibir más información.