Visados

La República Dominicana posee diversos visados y opciones de residencia para extranjeros que buscan hacer de la isla su hogar. El país permite la doble o incluso triple nacionalidad si así se desea, manteniendo la original. Trasladarte a este país hará tu sueño realidad, y te vamos a explicar cómo puedes conseguirlo.

Existen numerosos tipos de visados a los que puedes optar. Hay visados de negocios, de estudiantes, y tres programas que te permiten residir temporalmente: visado de pensionista, de rentista y de inversor

Los visados de negocios se expiden a aquellos extranjeros cuyo motivo principal para mudarse a la República Dominicana es el laboral. Lo suelen solicitar aquellas personas que poseen un contrato temporal en empresas con sede en el país, y pueden renovarse cada año si el contrato es válido. Este visado te da la oportunidad de solicitar una licencia de conducir, abrir una cuenta bancaria, disfrutando de los beneficios aduaneros que apliques.

Los visados de estudiante se otorgan a aquellos viajeros cuyo propósito principal es estudiar en la República Dominicana. Solo se otorgan  aquellos estudiantes que hayan sido aceptados por una institución educativa dominicana y deben renovarse cada año.

Existe un visado de pensionista para aquellas personas jubiladas que quieran disfrutar del estilo de vida en la isla. Este visado otorga al solicitante la residencia de forma inmediata, normalmente tarda unos 45 días en tramitarse. Para poder solicitarlo se tiene que demostrar la recepción de una pensión por al menos 1.500 dólares americanos mensuales, así como 250 dólares extra por persona dependiente, además, proporciona beneficios, descuentos tributarios, y la posibilidad de recibir seguridad social sin importar si se tiene la nacionalidad. Tras tres años de residencia, los poseedores de este visado tendrán que pagar impuestos según sus ingresos globales, están exentos de pagar impuestos relativos a pensiones y seguridad social.

Una visa de rentista se otorga a quién pueda demostrar que recibe al menos 2.000 dólares americanos mensuales procedentes del arrendamiento de una propiedad en el extranjero. Una vez que se transfiera esta suma a una cuenta bancaria local, se compruebe que el dinero entra en el país, podrás solicitar este visado. Un visado de rentista tiene una validez de dos años, es renovable, y otorga una serie de beneficios. No solo estarás protegido frente a los impuestos del país de origen, solo se te aplicarán impuestos por beneficios dominicanos,  también este visado te proporciona descuentos tributarios a la hora de comprar una propiedad en el país y la residencia inmediata.

Un visado de inversor requiere  se realice una inversión de al menos 200.000 dólares americanos en un negocio local o instrumento financiero. Puedes invertir comercialmente o a través de inversión inmobiliaria para obtener este visado,  proporcionando de forma inmediata la residencia en la República Dominicana.

También es posible obtener la residencia temporal o provisional sin uno de los tres visados anteriormente mencionados. La obtención de la residencia temporal permite a los extranjeros vivir y trabajar legalmente en el país durante un año. El proceso lleva de tres a seis meses,  la solicitud cuesta 125 dólares. Se necesita entregar bastante documentación, aunque una vez que se otorga, es renovable. Tras permanecer cinco años como residente temporal, se puede solicitar  residencia permanente.

La residencia permanente es el paso previo para ser ciudadano de la República Dominicana. Si obtienes uno de los tres visados anteriores, tendrás  residencia de forma automática sin tener que esperar. La residencia permanente debe renovarse cada año,  una vez que hayas superado los dos años con ella, haciendo un total de siete años viviendo legalmente en la República Dominicana, podrás solicitar la ciudadanía.

¿Interesado en invertir en la República Dominicana?

Regístrate con nosotros para recibir más información.